Servicio Gratuito con Fines Educativos

Don de Temor de Dios


El don de Temor es un hábito sobrenatural
por el cual el justo,
bajo el instinto del Espíritu Santo
y dominado por un sentimiento reverencial
hacia la Majestad de Dios,
adquiere docilidad especial
para apartarse del pecado
y someterse a la Divina Voluntad.
*

Virtudes Relacionadas
*
La Esperanza: La esperanza induce al alma humana, consciente de su fragilidad y miseria a refugiarse en Dios cuya Omnipotencia Misericordiosa es la única que puede liberarla de todo mal. Cuanto más débil y miserable se siente uno, más se acoge a Dios, como se cuelga el niño en los brazos de su padre.
La Templanza: Corresponde al don de temor corregir la tendencia más desordenada que el hombre experimenta –la de los placeres carnales- reprimiéndola mediante el Temor Divino, ayudando y reforzando la virtud de la templanza que es la encargada de moderar aquella tendencia desordenada.
La Religión: La humildad sumerge el alma en el abismo de su nada ante el todo de Dios, no intenta por sí misma la grandeza ni gloria alguna fuera de Dios.
*
Efectos del Don de Temor en las Almas
*
•Un vivo sentimiento de la Grandeza y Majestad de Dios,
que las sumerge en una adoración profunda,
llena de reverencia y humildad.
•Un gran horror al pecado
y una vivísima contricción de haberlo cometido.
•Una vigilancia extrema para evitar
las menores ocaciones de ofender a Dios.
•Desprendimiento perfecto de todo lo creado.
*
“El don de Temor se opone principalmente a la Soberbia”
*
Medios para Fomentar este Don
*
•Meditar con frecuencia en la infinita Grandeza
y Majestad de Dios.
•Acostumbrarse a tratar a Dios con confianza filial,
pero llena de respeto y reverencia.
•Meditar con frecuencia en la infinita malicia del pecado
y concebir un gran horror hacia el.
•Poner especial cuidado en la mansedumbre
y humildad en el trato con el prójimo.