Servicio Gratuito con Fines Educativos

Dones y Frutos


El Espíritu Santo y la vida cristiana

A partir del Bautismo, el Espíritu divino habita en el cristiano como en su templo.
*
El don del Espíritu Santo es el que:
*
•nos eleva y asimila a Dios en nuestro ser y en nuestro obrar;
•nos permite conocerlo y amarlo;
•hace que nos abramos a las divinas personas y que se queden en nosotros.
*
La vida del cristiano es una existencia espiritual, una vida animada y guiada por el Espíritu hacia la santidad o perfección de la caridad.
*
Gracias al Espíritu Santo y guiado por Él, el cristiano tiene la fuerza necesaria para luchar contra todo lo que se opone a la voluntad de Dios.
*
Para que el cristiano pueda luchar, el Espíritu Santo le regala sus siete dones, que son disposiciones permanentes que hacen al hombre dócil para seguir los impulsos del Espíritu.
*
Estos dones son:
*
•Don de Ciencia:
es el don del Espíritu Santo que nos permite acceder al conocimiento. Es la luz invocada por el cristiano para sostener la fe del bautismo.
*
•Don de Consejo:
saber decidir con acierto, aconsejar a los otros fácilmente y en el momento necesario conforme a la voluntad de Dios.
*
•Don de Fortaleza:
es el don que el Espíritu Santo concede al fiel, ayuda en la perseverancia, es una fuerza sobrenatural.
*
•Don de Inteligencia:
es el del Espíritu Santo que nos lleva al camino de la contemplación, camino para acercarse a Dios.
*
•Don de Piedad:
el corazón del cristiano no debe ser ni frío ni indiferente. El calor en la fe y el cumplimiento del bien es el don de la piedad, que el Espíritu Santo
derrama en las almas.
*
•Don de Sabiduría:
es concedido por el Espíritu Santo que nos permite apreciar lo que vemos, lo que presentimos de la obra divina.
*
•Don de Temor:
es el don que nos salva del orgullo, sabiendo que lo debemos
todo a la misericordia divina.
*
Por otro lado, los frutos del Espíritu Santo son:
*
•Caridad.
•Gozo.
•Paz.
•Paciencia.
•Longanimidad.
•Bondad.
•Benignidad.
•Mansedumbre.
•Fe.
•Modestia.
•Continencia.
•Castidad.