Servicio Gratuito con Fines Educativos

Pensamientos de Santa Teresita del Niño Jesús



Así como el sol alumbra a los cedros y al mismo tiempo a cada florecilla en particular, como si sola ella existiese en la tierra,del mismo modo se ocupa nuestro Señor particularmente de cada alma, como si no hubiera otras.
(Manuscrito A, 3 r°)
*
Al entregarse a Dios, el corazón no pierde su ternura natural; antes bien, esta ternura crece haciéndose más pura y más divina.
(Manuscrito C, 9 r°)
*
Jesús nos enseña que basta llamar para que se nos abra, buscar para encontrar, y tender humildemente la mano para recibir lo que se pide...
(Manuscrito C, 35 v°)
*
Puedes, por lo tanto, como nosotras, ocuparte de "la única cosa necesaria", s decir, que aun entregándote con entusiasmo a las obras exteriores, tengas por único fin complacer a Jesús, unirte más íntimamente a él.
*
"Para mí, la Oración es un impulso del corazón, una simple mirada dirigida al cielo, un grito de agradecimiento y de amor, tanto en medio del sufrimiento como en medio de la alegría. En una palabra es algo grande, algo sobrenatural que me dilata el alma y me une a JESÚS."
*
"¡Qué grande es el poder de la oración!. Se diría que es una reina que en todo momento tiene acceso directo al rey y puede conseguir todo lo que le pide."
*
"Yo nunca aconsejo nada a nadie sin haberme encomendado a la VirgenSantísima. Ella es la que hace que las palabras que digo tengan eficacia en los que las escuchan".
*
"La Santísima Virgen me demuestra que nunca deja de protegerme. nseguida que la invoco, tanto si me sobreviene una inquietud cualquiera,un apuro, inmediatamente recurro a ella, y siempre se hace cargo de mis intereses como la más tierna de las Madres."
*
En cuanto a mí, no conozco otro medio para llegar a la perfecciónque el amor...¡Amar! ¡Qué bien hecho está para eso nuestro corazón!...
(Carta 87)
*
¡Oh, qué bella es nuestra religión! En lugar de encoger nuestros corazones (como cree el mundo), los eleva y ensancha, y los hace capaces de amar, de amar con un amor casi infinito, puesto que ha de continuar después de esta vida mortal.
(Carta 145)
*
¡Oh, Amado mío, así es como se consumirá mi vida!... No tengo otro modo de probarte mi amor que arrojando flores, es decir, no desperdiciando ningún pequeño sacrificio, ninguna mirada, ninguna palabra, aprovechando las más pequeñas cosas y haciéndolas por amor...
(Manuscrito B, 4 r°)
*
Sentí, en una palabra, que entraba en mi corazón la caridad, la necesidad de olvidarme de mí misma por complacer a los demás. ¡Desde entonces fui dichosa!...
(Manuscrito A, 45 v°)
*
Para no ser juzgada en absoluto, quiero tener siempre pensamientos caritativos, pues Jesús dijo: 'No juzguéis, y no seréis juzgados.'
(Manuscrito C, 13 r°)
*
Comprendí que sin el amor, todas las obras son nada, aun las más brillantes.
(Manuscrito A, 81 v°)
*
El amor todo lo puede: las cosas más imposibles no le parecen difíciles. esús no mira tanto la grandeza de las obras, ni siquiera su dificultad, cuanto el amor con que tales obras se hacen...
(Carta 40)
*
He aquí lo que Jesús me enseña, demás: "Da a quien te pide y si toma lo que os pertenece, no se lo reclaméis"
Lc 6,30.
*
"Voy a pasar mi cielo
haciendo el bien en la tierra."
*
"Yo no muero, entro en la vida."