Servicio Gratuito con Fines Educativos

De desperdicios


La maqueta más grande que desde la creación del mundo existió y cuyo Arquitecto fue nada más y nada menos que Nuestro Señor Jesucristo, fue formada por un pequeño grupo de rudos, ineducados, imprudentes y pecadores.
*
Tras cada parábola, tenían que pedirle una aclaración, porque sus recortadas inteligencias, no alcanzaban ni siquiera el lenguaje sencillo del Rabí.
*
Ellos, en su material mentalidad, tienen una cosa que les preocupa: han dejado sus redes, y quieren saber la recompensa que su Maestro les va a dar por ellos.
*
Y se lo preguntan sin rodeos.
*
Qué dulce hay que ser para contestar una cosa semejante.
*
El más grande pecador puede llegar a ser si se lo propone y con la gracia de Dios todo un modelo de Santidad.
*
De lo minúsculo, saca Dios maravillas.
*
Y espíritus analfabetos se mueven luego dominando la teología de la virtud, con agilidad asombrosa.
*
Tú y yo, "desperdicios", podemos lograr una acabada confección de santidad.