Servicio Gratuito con Fines Educativos

Obras de Misericordia


OBRAS DE MISERICORDIA ESPIRITUALES
*

1. Aconsejar a los desorientados
Jesús nos dice: "si un ciego guía a otro los dos caerán en un pozo".
(Mateo 15:14)
Para aconsejar es necesario tener sabiduría para comprender al otro, ver su realidad, y sobre todo respetar sus tiempos porque Dios tiene un tiempo para cada uno que debe ser respetado. Si nosotros no somos perfectos, no esperemos que los demás lo sean.
*
2. Instruir a los ignorantes
Jesús nos dice: "el que cumpla y enseñe los mandamientos será grande en el Reino de los cielos" .
(Mateo 5:19)
Se pude enseñar de muchas maneras de acuerdo a los dones y talentos recibidos. Algunos eseñarán con la palabra, otros con el ejemplo, otros en silencio, otros por el arrepentimiento de sus acciones, pero no esperemos a ser ángeles para instruir o enseñar, porque el único ideal y ejemplo verdadero es Jesús y el que aprovecha la Palabra de Dios dicha por quien sea, ese es un hombre inteligente y sabio.
*
3. Corregir a los que se equivocan
S. Pablo explica cómo debe hacerse la corrección: "corregir con espíritu de mansedumbre el que corrige como sujeto pecador también y con la realidad de la tentación a la puerta (Gálatas 61).
La corrección debe ser fruto del Espíritu Santo, por consiguiente, humilde. Pero no se debe dejar pasar por alto, lo exige una misericordia bien comprendida.
*
4. Consolar a los afligidos
Jesús dice: "Felices los afligidos porque Dios los consolará".
(Mateo 5:5)
Hay consuelo de Dios, que El hace por medio del Espíritu Santo directamente en nuestro corazón. Pero, además, Dios se vale de nosotros para consolar a los demás. No se trata de decir a la gente: no llores, sino de buscar las palabras que suavicen su dolor o simplemente estando a su lado, en silencio.
*
5. Sostener de buen grado a los que están a nuestro cargo
S. Pablo decía a los cristianos de Efeso con mucha humildad mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor (Efesios 4:2)
A veces nos cuesta comprender que las dificultades de la ancianidad o la enfermedad deterioran a los seres queridos y que ya no reaccionan como quisiéramos. La relación se hace difícil, pero sería bueno recordar con que amor nos cuidaron, nuestros padres nos cuidaron, todos los sacrificios que hicieron, o lo que prometimos frente a Dios de acompañar a la persona que elgimos en las buenas y en las malas.El amor no es solo un sentimiento, es una cuestión de honor, de virtud y de fidelidad aún en la cruz.
*
6. Perdonar las injurias

Esta obra de misericordia es la más costosa. Tanto que Pedro preguntó a Jesús cuantas veces debería perdonar al que lo ofendiese. La respuesta de Jesús "setenta veces siete" (Mateo 18:21-22) significa sencillamente "siempre". Lo que Jesús pide parece un imposible: "Yo les digo: amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores". (Mt. 5:44) pero es la única manera de alcanzar la misericordia divina...siendo misericordiosos.
*
7. Rogar a Dios por todos los vivos y difuntos
Esta obra trata de un aspecto de la vida del cristiano que solemos descuidar: la oración de intercesión. Intercesión viene del verbo "interceder" y quiere decir que pedimos nosotros por los otros. (Colosenes. 1:3-9; Hechos 8:15). Conviene acostumbrarse a orar incesantemente por nuestros parientes máscercanos, y no sólo por los vivos, sino también por los difuntos. La Beata Faustina intercedía constantemente por los pecadores, los moribundos y las almas del purgatorio.
*
OBRAS DE MISERICORDIA CORPORALES
*
1. Dar de comer al hambriento

La comida es esencial para la supervivencia humana. En esta obra, la misericordia se manifiesta no solo en el alimento corporal dado al que lo necesita sinó al alimento espiritual como Jesús mismo dijo: "No solo de pan vive el hombre".
*
2. Dar de beber al sediento
Se trata de la sed corporal, y de la sed de Dios que muchos tienen pero que no encuentran quien le encienda la fe, porque no saben buscar, no saben a quien recurrir.
*
3. Vestir al desnudo
La misericordia nos llama a salir al encuentro de esa necesidad, desprendiéndonos de la ropa superflua y los calzados no usados que duermen en los armarios durante años. Los dirigentes tendrán que aceptar que el trabajo es más importante que el capital y merece una paga más justa. Mientras llega la hora de una justicia mejor, los católicos no podemos cruzarnos de brazos. Vestir también es dar abrigo emocional a quien lo necesita
*
4. Visitar enfermos y presos
Es un necesitado, no sólo de cuidado sanitario, sino de afecto, consuelo, elevación espiritual. Hay también muchas personas que están enfermas interiomente porque ha alimentado muchos actitudes malas y se han enfermado espiritualemente, esta enfermedad los aprisiona y necesitan que alguien los libere y los sane.
*
5. Dar albergue al peregrino
Albergar al peregrino hoy es un llamado a los que viven en las ciudades sedes de santuarios para que ayuden como puedan a los que llegan buscando la misericordia de Dios. Poner a disposición sanitarios, bebidas, remedios y lugar de descanso puede ser una manera de recibir al peregrino, que es Cristo.
*
6. Redimir al cautivo
Esta obra parece que pasó de moda. Sin embargo, además de los rehenes por motivos políticos, existen hoy nueve esclavos y hay que redimir de nuevas esclavitudes que amenazan a la humanidad. Un ejemplo es la selección de temas que organiza la TV para dirigir la atención; la manipulación política, la violencia, la drogadicción, la extorsión, la corrupción, los negociados, los privilegios innecesarios. Los cristianos queremos marcar la diferencia en una sociedad cuyo principal interés parece el éxito económico y la diversión.
*
7. Sepultar a los muertos
Esta obra nos anima recordar a nuestros difuntos visitando sus tumbas porque si bien ellos ya no se encuentran en ese lugar es una muestra de respeto y de cariño, recordarlos de esta manera hasta que nuestras almas vuelvan a encontrase. Al ser ahora entidades espirituales, lo ven todo y valorarán esos gestos de amor aún viven en nosotros.