Servicio Gratuito con Fines Educativos

Vida Sobrenatural


Lo importante no es que la Iglesia tenga treinta y tanto doctores,
sino treinta y tanto santos.
*
Para algo más grande hemos nacido,
además de comenzar y terminar tareas.
*
No seamos robots ni cerebros electrónicos que trabajan a pulsaciones técnicas.
*
La razón de la vida entera es Dios.
Así lo comprenden y experimentan los santos.
*
¡Qué bien andaría el mundo si tuviéramos muchas almas oxígenos de Trinidad...muchos corazones de latidos divinos...muchas cabezas deificadas, en cuyos resultados de electro sólo se encontrara Jesús.
*
Necesitamos de esas almas que vivan y estén al día con Dios.
*
¿Por qué no comienzo en este momento la edad de oro de mi espíritu?